Ir al contenido principal

Entradas

Mi último relato

Penitencia

Últimamente no había tenido buenos días Mía. Distintos problemas, muchas complicaciones, contratiempos… de todo. Tampoco es fácil en estos tiempos difíciles, en donde corremos el riesgo de tropezar, desorientarnos o directamente perder el norte.
Mía por momentos es una little. En realidad me lo demostró apenas empezamos a conocernos íntimamente. Sentirse apoyada en un hombre con experiencia, sabiduría y fortaleza para que se anime a encauzarla por el oscuro camino es lo que necesita para terminar de realizarse. Ella lo niega, pero quiere algo que la ponga en orden, que le marque lo que está bien y lo que está mal. Sabe que su carácter rebelde es del corazón hacia afuera, pero que del corazón hacia adentro sólo quiere complacer a su dueño, y eso lo demuestra en cada mirada hacia mí.
Pero en los últimos días su carácter había cambiado, no era el mejor, y se irritaba conmigo por cualquier cuestión por mínima que fuera. Tenía que actuar y tomé la decisión de encaminarla.
Una tarde estábamos …

Entradas más recientes

Tener las cosas claras

Hija del rigor

Bruno ya no es como era

Obediencia, respeto y aceptación

La marqué

Exhibirte fue un placer

Mi propia ceremonia del té

Mi dueño, mi amo, mi hombre, mi todo

Reflexiones

Amigos compartiendo

Deseo que deseen

Ponernos de acuerdo

Todos quieren y nadie se anima

Oídos sordos